Blogia
Carlos Álvarez García

El protagonista de mi historia se llama Mario, tiene 46 años de edad es muy inteligente, su pelo es negro como el carbón, sus ojos azules como el cielo de primavera, su cabeza redonda como una pompa de jabón y sus zapatos son grandes como los de un payaso.

Mario, como era tan inteligente, dijo:

- ¿Qué pasará si voy a Plutón?

Cogió un avión desde Madrid a EE.UU. Tardaron 8 horas en llegar al aeropuerto de EE.UU.

Al cabo de un rato, Mario dijo:

-¿Dónde estará la parada de autobús?

Mario fue a preguntar a una señora que pasaba por allí y cuando se estaba acercando a la señora vio la parada de autobús. Cuando se iba a subir al autobús, se acordó que había olvidado la maleta en el aeropuerto, fue a por ella y ya no estaba.

Mario dijo:

- ¿Dónde estará mi maleta?

Fue a seguridad y le acompañaron a recoger la maleta, fue hacia la parada de autobús y el autobús ya se había ido. Cogió el siguiente. Cuando llegó a la estación de cohetes, el cohete tardó 2 horas en salir, mientras que esperaba.

Mario dijo:

-¿Por qué se me ocurriría ir a Plutón?

Después de esperar 2 horas salió el cohete de Mario, tardó 4 meses en llegar a Plutón. Plutón era oscuro como la noche y frío como un cubito de hielo. La mala suerte de Mario fue que al llegar a Plutón había una guerra que tardó 3 años en acabar. Mario estaba contento, había descubierto vida y les decía que tenían que vivir en paz.

Mario vio por un telescopio que se acercaba a Plutón un meteorito, investigó todo lo que pudo antes de que explotara el meteorito en Plutón. Mario avisó a todos los que vivían en Plutón que se fueran en naves espaciales hacia la Tierra y a otros planetas. Se fue en su nave antes de explotar el meteorito.

Cuando llegó a casa, Mario dijo:

- ¡Vaya vacaciones!.

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres